domingo, 7 de noviembre de 2010

El Mate Nuestro de Cada Dia...



"Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años,elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón...
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto,es que se ha descubierto. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera. Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo. Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones y por fuera un mate....
(Lalo Mir)

Lauti, empezó a tomar mate a los 2 años...Hoy Cebo Sus Primeros Mates...

2 comentarios:

natyspol dijo...

un divino lauti!!!
y los mates mas ricos son los cebados con el amor de los hijos♥
...aunque esten frios y lavados!jajaja!

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias a este escrito (que me lo enseñó mi novia, Mar, una vez) y al viaje que hizo mi novia a Argentina, trayéndome la preciada hierba...

No he dejado de tomar mate desde entonces, es un pequeño capricho al que me he acostumbrado con gusto.

Cuídate.