domingo, 12 de septiembre de 2010

Ojos que ven, corazon que duele...


Te miro y me cuesta ver al hombre que eras,
pero aun se observa tu maravillosa esencia.
Te miro y no puedo sostener la mirada,
Te miro y una lágrima inicia un mar de llanto, que me ahoga el alma.
Te miro con el afán de retener tu imagen, tatuarla en mi retina.
Te miro y deseo no verte dormido en esta cama, entre sueros y antibióticos.
Te miro, pero me niego a verte rendido, y conformarme con un parte medico,
porque sé que aun, y a pesar de tanto,te sobran ganas.
Te miro y nuevamente ruego que lejano este el tiempo de tener que recordarte.
Te miro y ruego (a quien sea) que aun me quede mucho tiempo de miradas cruzadas, cómplices y aquellas que desnudan el alma.

3 comentarios:

natyspol dijo...

amiga del alma, el te mira y siente lo mismo...
fuerza a los dos, los quiero♥
sos una gran escritora hasta en los momentos mas dolorosos.

Ladrón de Guevara dijo...

Guarda las fuerzas dentro de tí, no desfallezcas.

Guarda los buenos recuerdos en el cofre del corazón, para no olvidar, para recordar.

Utiliza las palabras para honrar, las sonrisas para acariciar, y toda la paz del mundo para estos momentos.

Cuídate.

Clarita dijo...

Cariño, mucha fuerza, mucho ánimo y todo mi corazòn y cariño en cada una de estas palabras, nuestro mar que nos separa se hace pequeño y casi inexistente para poder darte el mas grande de los abrazos y las fuerzas que, aunque no necesitas, puedes guardar en una cajita que estará como siempre en nuestra estrella que siempre luce para tí...

Mi niña, mucho ánimo!!te quiero cielo